Junto con su esposo, Svetlana administra Ozerstall, una compañía que fabrica e instala estructuras metálicas.